Mensaje a la Nación

Muy buenas noches,

Hoy quiero hablarles de mi grave preocupación por la huelga de los maestros, que lleva ya varias semanas.  Afecta a millones de niños en edad escolar, quitándoles oportunidades para el futuro y preocupando profundamente a sus padres y sus familias.  Mi propósito hoy es llamar a los maestros a que regresen a las clases.  ¿Por qué?

Primero, mi gobierno está cumpliendo nuestra promesa de campaña.  Después de más de diez años sin aumentos significativos de la remuneración básica de los maestros, ya hemos otorgado un aumento importante este año y otro a fin de año, en total un aumento en la remuneración mensual mínima de S/.1,540 a S/.2,000, o sea 30%, tanto para profesores nombrados como contratados

Segundo, el gobierno incluyendo a este presidente y sobre todo la ministra de Educación, ha dialogado con los sindicatos reconocidos, escuchando sus inquietudes sobre la deuda social, las pruebas de evaluación, las pensiones de jubilación, las auxiliares y otras preocupaciones legítimas.  Como resultado de estos diálogos y las actas de acuerdos firmados a raíz de ellos, la huelga en Cuzco, adonde empezó, se ha terminado y las otras empiezan a regresar a las aulas.

Tercero, la calidad de la educación está mejorando.  Por primera vez hemos mejorado nuestra posición en la prueba internacional llamada PISA, el único país latinoamericano que logró esta mejora en los últimos dos años.  Queremos una educación de calidad para todos en todas las regiones del Perú.  Sabemos que para lograrlo necesitamos colegios mejor equipados y sobre todo profesores mejor remunerados y más preparados.  Tenemos mucho trabajo por delante: lo haremos con respeto a los maestros y sus alumnos.

Cuarto, no debemos mezclar la educación con las ambiciones políticas de unos pocos.  No podemos aceptar que ideologías violentistas como las que apoya un movimiento de origen terrorista tengan un papel en estas huelgas.  Algunos integrantes están vinculados a estos movimientos violentistas: no vamos a retroceder hacia ese pasado funesto. Nunca.

Maestros, regresen a las aulas.  Escuchen a los padres de familia.  Yo los escucho y los escucharé, pero nunca, nunca aceptaré la violencia y la intimidación.

Muy buenas noches.

Lima, 2017-08-16
Autor: Prensa
Comparte esta noticia en :