Presidente Vizcarra: "Exijo que asuman su responsabilidad quienes blindaron y dejaron de actuar durante varias semanas"

Jefe de Estado afirmó, ante la fuga clandestina de César Hinostroza, que "los delincuentes que huyeron del país tendrán que responder ante la justicia".

Lima, 18 de octubre de 2018.- "He decidido aceptar la renuncia del ministro del Interior porque hay una responsabilidad que se debe asumir. Pero, al mismo tiempo, exijo que asuman su responsabilidad quienes blindaron y dejaron de actuar durante varias semanas", aseveró esta mañana el presidente de la República, Martín Vizcarra, al referirse a la fuga de César Hinostroza, ex juez supremo del Poder Judicial.

El mandatario recalcó que Hinostroza, miembro de la organización criminal 'los cuellos blancos del puerto', ha huido clandestinamente del país, "como lo hacen los más peligrosos delincuentes, evadiendo de manera dolosa el control migratorio", frente a lo cual, "no caben medias tintas".

En ese sentido, dijo que "el país entero es testigo del rol cumplido por las diferentes instituciones, y sabe perfectamente quiénes se dedicaron, semana tras semana, no solo a proteger a los responsables de los actos de corrupción, sino también a bloquear las investigaciones".

Aseguró además que España, siendo un país democrático inserto en la comunidad internacional, no protegerá a quienes están requeridos por la justicia peruana. "Los delincuentes que huyeron del país tendrán que responder ante la justicia", recalcó.

El presidente Vizcarra dijo que los casos manifiestos de gran corrupción se suman a un contexto de débil institucionalidad que existe en el país, lo que ha permitido que intereses oscuros y contrarios al interés común de las mayorías lucren a costa del erario de los gobiernos subnacionales.

"Sí, me estoy refiriendo, a organizaciones criminales que utilizaron el aparato estatal subnacional como eje de sus actividades ilícitas, como sucedió en Áncash, Chiclayo, Ayacucho, Chilca, La Victoria, entre otros. Casos como estos, que no son los únicos, debilitan no solo al sistema político y judicial, sino que ponen en peligro a la gobernabilidad y a la democracia misma", fustigó el mandatario.

Asimismo, fue enfático en señalar que el desarrollo sostenible de nuestro país es inviable si esta situación persiste, por lo que invocó a poner todo el esfuerzo en eliminar este grave problema que carcome las bases del Estado.

"Convencido de que tenemos la oportunidad histórica de reencauzar al país, con sentido de urgencia, pero también con esperanza, mi gobierno ha tomado la firme decisión de hacer que la política de integridad y lucha contra la corrupción sea una de las principales prioridades de la labor del Estado conforme está plasmado en la Política General de Gobierno, aprobada recientemente vía Decreto Supremo", reafirmó.

También acotó que a escasos tres años del Bicentenario tenemos que refundar el Perú. Hacerlo es una tarea compleja y, para algunos quizás, utópica en una época marcada por Odebrecht y 'los cuellos blancos del puerto', exprofesamente formadas para capturar parte del Estado.

Por ello, dijo que la voluntad política de un gobierno democrático y constitucional es imprescindible y esa es una responsabilidad ética que ha asumido y que va a desarrollar.

"Todo esto es apenas el inicio de un largo proceso, que tiene como finalidad -además del fortalecimiento de las instituciones y las entidades Estado- la consolidación de una cultura de integridad y rechazo definitivo a la corrupción", manifestó.

Indicó que en este camino es necesario contar con el valioso apoyo y asistencia de organizaciones internacionales, en el que destaca sin duda el trabajo realizado por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

"Seguiremos trabajando arduamente y con el apoyo de nuestro pueblo, para seguir construyendo un país de iguales, un Perú íntegro y plenamente democrático", puntualizó.

En la tercera reunión de Alto Nivel del Programa Regional de la OCDE para América Latina y El Caribe, participaron también Ángel Gurría, secretario general de la OCDE (vía teleconferencia); Gabriela Ramos, jefa del Gabinete y Sherpa del G20; y Marta Lucía Ramírez, vicepresidenta de Colombia.

Lima, 2018-10-18
Autor: Prensa
Comparte esta noticia en :